Pilar Bellosillo García-Verde

Compartir

Datos principales

Fecha nacimiento 
1913
País nacimiento 
Fecha muerte 
2-1-2003
Lugar muerte 
Cargo 
Feminista cristiana

Desarrollo

Pilar Bellosillo García-Verde fue una mujer pionera en el ámbito eclesial y social de España en la segunda mitad del siglo XX. Inició su recorrido participando en las labores propias de la Acción Católica, para inclinarse posteriormente hacia la acción social, involucrarse después en la puesta en marcha de algunas iniciativas nacidas en el tiempo del Concilio Vaticano II y empeñarse finalmente en la política. Desarrolló un intenso trabajo en Acción Católica Española, de la que fue presidenta, primero de los Jóvenes y posteriormente de la rama de Mujeres. Desde allí llevó una reflexión profunda haciendo que la organización abandonara su actividad puramente apostólica para orientarse a la acción social, especialmente, a través de los centros de Formación Social y de las denominadas Semana-Impacto. En 1951 entró a formar parte de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC) y su actividad alcanzó proyección internacional. Desde esta plataforma lanzó un llamamiento para luchar para erradicar el hambre en el mundo e inició la Campaña contra el Hambre en colaboración con la FAO, en el año 1955. Esta iniciativa cristalizó, años más tarde, en el nacimiento de Manos Unidas, organización de la Iglesia Católica para la ayuda y promoción de las personas más necesitadas. Su mandato como presidenta de la UMOFC coincidió con el anuncio de la celebración del Concilio Vaticano II, que convocó a la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas a las sesiones preparativas de la reunión eclesial, al ser un organismo consultivo de Naciones Unidas y que además agrupaba más de 35 millones de mujeres del mundo. En 1963 Belosillo acudió como auditora en el grupo de 15 mujeres, seglares y religiosas, que por primera vez entraban en un aula conciliar. El impacto del Concilio se tradujo en un reforzamiento de la labor que había iniciado, incidiendo en la importancia del papel de la mujer en la Iglesia y en el ecumenismo. En este sentido, trabajó con denuedo, especialmente, como presidenta de las Organizaciones Internacionales Católicas (OIC). La tercera orientación de su actividad se dirigió a la política. En los últimos años del franquismo se adhirió al partido que clandestinamente había organizado su amigo Joaquín Ruiz-Giménez, formando parte de su Comité Ejecutivo. Al llegar la democracia, con el primer Gobierno de Unión de Centro Democrático fue elegida vocal de Patronato de Protección de la Mujer, junto con Mary Salas, con la que había compartido múltiples trabajos y viajes en la UMOFC. Antes de su fallecimiento, en 2003, había dedicado sus esfuerzos al Forum Ecuménico de Mujeres Cristianas de Europa. Siguiendo su espíritu, fundó en España el Foro de Estudios sobre la Mujer.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto