Visión de San Francisco

Compartir

Datos principales

Fecha 
1597-1607
Material 
Estilo 
Dimensiones 
203 x 125 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

El tema de San Francisco será uno de los más tratados por El Greco, saliendo de su taller más de cien obras sobre este santo, de las cuales se consideran unas veinticinco como originales, siendo las otras de su productivo taller, en el que se trabajaba casi industrialmente. La imagen que aquí contemplamos es algo más original ya que recoge la Visión de la Antorcha, que se produjo en el Monte Alvernia, recordando en parte la estigmatización. San Francisco, en la zona izquierda de la imagen, se arrodilla y eleva su mirada hacia la llama que se contempla en el cielo. Abre las palmas de sus manos, en las que observamos los estigmas. Mientras tanto, el hermano León cae de espaldas, sorprendido por el acontecimiento que está presenciando. El paisaje ha sido suprimido y las figuras se recortan sobre un fondo neutro, recibiendo un fuerte foco de luz de la visión. Sólo una pequeña referencia a las ramas de un árbol alude a la naturaleza. La luz resbala sobre los personajes y crea un atractivo juego de luces y sombras que parece anticipar el tenebrismo. El rostro del santo recoge la mirada de los espectadores, destacando la espiritualidad que irradia. Por el contrario, la figura escorzada del hermano León - es tradicional en el Manierismo la incorporación del movimiento en las escenas - parece recriminar a la aparición con el gesto de su brazo derecho elevado. Las tonalidades grisáceas dominan claramente el conjunto, resultando interesante la meticulosidad a la hora de mostrar los detalles del cordón, los pliegues o los parches de los hábitos como reflejo de la filosofía vital de San Francisco. La figura del santo es gigantesca, recurriendo a ese alargamiento ya típico en la obra de Doménikos. Si el canon clásico es de uno a siete, él emplea un canon de uno a diez u once, provocando el alargamiento de los miembros y la reducción de la cabeza. Esto hace sus imágenes mucho más personales e irrepetibles, que recogen la espiritualidad de la clase aristocrática toledana, que casi rayaba el misticismo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto