Virgen y Niño con santos

Compartir

Datos principales

Fecha 
1517 h.
Material 
Escuela 
Dimensiones 
110 x 137 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Tras pintar el Tributo de la moneda, Tiziano no perdió el contacto con Alfonso d´Este y le envió algunos trabajos como esta Sagrada Conversación que estuvo documentada durante el Cinquecento en la colección del castillo de Ferrara, el mismo lugar que guardaba la famosa Cámara de Alabastro. Se trata de una obra de carácter religioso protagonizada por la Virgen y el Niño, acompañados de los santos Esteban -con la palma del martirio-, Jerónimo -con hábito cardenalicio- y Mauricio -con armadura-. La principal novedad de estas imágenes respecto a las realizadas en el Quattrocento estaría en la relación de los personajes a través de gestos y miradas. Las figuras se sitúan en primer plano, quedando en el fondo una referencia al cielo y a la arquitectura, recibiendo un potente foco de luz que resalta las tonalidades de los trajes -especialmente los rojos, amarillos, azules y blancos- y los brillos de la armadura. Esta admiración por la luz y el color serán elementos identificativos de la pintura de Tiziano. Se considera obra cercana a la Asunción de Santa Maria dei Frari.Algunos especialistas han planteado que se trate de una copia -realizada por el taller- de una tela que guarda el Kunsthistorisches de Viena, pero una reciente restauración ha permitido identificar el original como el lienzo del Louvre, pasando el de Viena a ser considerado copia.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto