Virgen y Niño con santos

Compartir

Datos principales

Fecha 
1516-19
Material 
Escuela 
Dimensiones 
138 x 191,5 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Esta tabla era propiedad de la familia veneciana de los Grimani ai Serve y en ella podemos apreciar una de las características Sagradas Conversaciones pintadas por Tiziano en los años finales de la década de 1510. Los diversos personajes rompen con el aislamiento característico del Quattrocento para relacionarse a través de gestos y miradas. La figura de la Virgen tiene cierta similitud con la Asunción de Santa Maria dei Frari. Situada en el centro de la composición, sostiene entre sus brazos al Niño, ayudada por San Juan Bautista que queda en la zona de penumbra. Jesús dirige su mirada a María Magdalena que agacha la cabeza; tras ella observamos a San Jerónimo con su característica capa roja, ocupando San Pablo el único espacio libre en la escena, impidiendo que la composición se abra a un paisaje. La escena se cierra por los laterales con un cortinaje y una amplia columna, mientras que en primer plano apreciamos la presencia de un antecuerpo.La iluminación es la habitual de Tiziano en estas fechas -véase el Tributo de la moneda- creando intensos contrastes lumínicos y acentuando la intensidad cromática de las tonalidades, especialmente los azules, rojos y blancos, en sintonía con su maestro Giovanni Bellini. La monumentalidad de las figuras estaría vinculada con su admiración por la pintura de Miguel Angel mientras que el "sfumato" presente en la escena sería herencia de Leonardo. Algunos especialistas consideran que algunas de las figuras de los santos serían obra del taller.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto