Virgen niña dormida

Compartir

Datos principales

Material 
Estilo 
Dimensiones 
190 x 90 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Los lienzos que representan a los personajes divinos durante su infancia se hicieron muy populares entre los clientes particulares de la segunda mitad del siglo XVII. Eran visiones muy sentimentales y cercanas a la devoción fervorosa de quienes los encargaban. Esta Virgencita aparece como una niña en su casa, conforme a las visiones milagrosas de beatos y místicos de la época. Está leyendo cuando el sueño la ha sorprendido y por la expresión arrebatada de su rostro resulta fácil deducir que sueña con los ángeles. La niña viste un alegre vestido rojo que significa Amor y Realeza, puesto que ella es la Reina de los Ángeles. Su manto azul indica Esperanza y Fidelidad, y el resto de sus virtudes las encontramos en el jarro con flores. Este detalle resulta un estupendo bodegón de clara intención naturalista. Igual de naturalista resulta el rostro gordezuelo y sonrosado de la niña, en el cual parecen adivinarse los rasgos de la hija del pintor, Manuela, que posó para muchos de los últimos lienzos de su padre.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto