Virgen del jardín de rosas

Compartir

Datos principales

Fecha 
1470 h.
Dimensiones 
124 x 65 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Tras formarse con Filippo Lippi en Prato, Botticelli se instala en Florencia como maestro independiente poniéndose en relación con otros artistas como los hermanos Pollaiuolo o Andrea del Verrocchio, maestro de Leonardo, quienes le aportarán una mayor admiración hacia valores esculturales gracias a la luz y el modelado de las figuras. Estas influencias se ponen de manifiesto en esta Madonna, que Botticelli ha situado bajo un pequeño arco de medio punto sobre columnas. Las figuras están suavemente modeladas debido al estudio lumínico, resaltando su belleza plástica y su volumetría. Otra importante aportación se aprecia en la referencia perspectívica de las baldosas del suelo, que juegan con una bicromía muy característica del Quattrocento. Tras la voluminosa figura de la Virgen un rosal que alude a su pureza, elemento simbólico que acompaña en numerosas ocasiones a las representaciones de la madre de Dios. Los colores empleados son muy vivos, destacando el rojo de la túnica como símbolo de martirio. Las líneas con que modela ambos personajes son de una ejecución magistral, delimitan cada uno de los pliegues y refuerzan el aspecto escultórico del conjunto.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto