Virgen con Niño, dos ángeles y san Juanito

Compartir

Datos principales

Fecha 
1465-70
Dimensiones 
85 x 62 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Las Madonnas de Botticelli realizadas en su etapa juvenil muestran una fuerte dependencia de Filippo Lippi, en cuyo taller realizó su aprendizaje durante unos cinco años. La delicadeza de las figuras, en las que destaca el perfecto dibujo y el rico tratamiento de las telas, supone un completo avance ante la pintura del primer Renacimiento representado por Fra Angelico o Paolo Ucello. La figura de María, con los ojos cerrados asumiendo el destino que correrá su hijo, ocupa la mayor parte de la composición, acompañada por dos ángeles de idealizados rostros. San Juan Bautista sujeta al Niño de amplio canon, siendo quizá el personaje de mayor realismo. Los colores empleados son muy vivos, destacando el rojo de la túnica de la Virgen y las transparencias del velo. En esta escena, Sandro prescinde de referencias arquitectónicas, recortando las figuras sobre un fondo en el que sugiere una alusión al cielo. La cercanía de las figuras al espectador y la mirada de uno de los ángeles hacia el exterior son elementos utilizados para introducir el asunto y reforzar el mensaje religioso del conjunto.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto