Virgen con el niño

Compartir

Datos principales

Fecha 
1641-58
Material 
Estilo 
Dimensiones 
Desconocidas

Esquema relacional

Cuando Zurbarán pintó esta obra se encontraba en el tramo final de su carrera. Los encargos procedían de clientes particulares que preferían cuadros de una devoción más sentimental que los lienzos iniciales del artista, más duros y severos en su concepción. El artista añadió a su estilo ciertos rasgos de los nuevos pintores de la segunda generación barroca, introduciendo una paleta mucho más luminosa, suavizada con gamas doradas y rosas muy apropiadas para las visiones idealizadas de motivos religiosos que tenían mucho éxito entre la clientela. La Virgen que pinta aquí sostiene en su regazo al pequeño Jesús, quien tiene en la mano la bola del mundo. La estructura es muy clásica, en la vía de los grandes maestros renacentistas, es decir, en pirámide que proporciona mucha estabilidad a la imagen. Las nubes de color oro rodean a la Virgen y se confunden con los rostros de angelotes gordezuelos, algunos de los cuales se reúnen en círculo para formar una corona alrededor del rostro iluminado de María.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto