Viaducto en Arles

Compartir

Datos principales

Fecha 
1888
Material 
Dimensiones 
46 x 49´5 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Hastiado de la vida en París, en el mes de febrero de 1888 Vincent se traslada al sur, a Arles, sintiéndose atraído por la luz y el color del Mediterráneo. Al llegar se instala en una habitación en el Hotel-Restaurant Carrel, sorprendiéndole un final de invierno muy duro, con numerosas nevadas que recoge en algunos cuadros - Paisaje nevado con Arles al fondo, por ejemplo -. En el mes de marzo iniciará una serie de paisajes inspirados en la naturaleza más cercana como esta bella imagen que contemplamos. Un magnífico bosque aparece en primer plano, dejándonos contemplar al fondo un puente por donde pasa el tren humeante. La imagen está tomada en un atardecer soleado, aun frío, donde las sombras adquieren una tonalidad malva en recuerdo del Impresionismo. La principal aportación del periodo de Arles será el color en toda su grandeza. Diferentes tonalidades pueblan los lienzos del holandés, aplicadas con una pincelada segura, a base de pequeños toques de óleo que se aprecian con claridad. Pero los objetos se ven enmarcados con una potente línea oscura, siguiendo el método del cloisonismo que había aprendido de su amigo Bernard. La sensación de profundidad y el realismo que el holandés consigue serán difíciles de superar, mostrándose Vincent como un genio en su más absoluta libertad creativa.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto