Vernon, efecto de sol

Compartir

Datos principales

Fecha 
1894
Material 
Estilo 
Dimensiones 
65 x 92 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Una de las principales motivaciones de Monet durante toda su vida sería representar en sus cuadros los efectos de la luz y las variaciones cromáticas y atmosféricas que provocaba. En esta línea de trabajo surgen espectaculares series como la catedral de Rouen, los almiares o los puentes de Charing Cross y Waterloo en Londres. En esta ocasión el maestro nos presenta una vista de Vernon con efecto de sol, diluyéndose los contornos de tal manera que parece acercarse a la abstracción. Las formas y los volúmenes desaparecen ante la fuerza de la luz y de la atmósfera creada, utilizando tonalidades vivas de clara tendencia impresionista. Las sombras son coloreadas, siguiendo las teorías de Delacroix, empleando tonos malvas que están presentes en el río, las nubes o los techos de las casas. El resultado es una obra de gran impacto visual dominada por efectos lumínicos y atmosféricos de la misma manera que hacía Turner, un pintor que Monet admiró especialmente.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto