Venida del Espíritu Santo

Compartir

Datos principales

Fecha 
1450 h.
Material 
Escuela 
Dimensiones 
38,5 x 37 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

El boceto que Fra Angelico confeccionó para el Armario de la plata, y que ejecutó posiblemente uno de sus ayudantes, presentaba la dificultad de figurar, en una misma escena, dos sucesos simultáneos en un contexto espacial diferente. El día siguiente al Domingo de Resurrección, los apóstoles y otros santos estaban reunidos en la habitación de una casa. Fue entonces cuando del cielo bajaron lenguas de fuego, el Espíritu Santo, que les confirieron el don de lenguas para transmitir la doctrina de Dios. En la parte superior de la obra está representada la Pentecostés, centrando el grupo de seguidores de Cristo la figura aureolada de María. En sus flancos, los cabezas de los santos recibiendo el Espíritu Santo, y la reacción reflejada en sus rostros. En el primer plano, ante la puerta de la casa, diferentes figuras de lugares distintos expresan su sorpresa al oír hablar en su lengua a los que figuran en la parte superior, en el interior de la casa. La solución espacial no consigue claramente su cometido, dando como resultado una escena de difícil lectura. Lo más sobresaliente de la obra es el juego de luces y sombras, según el grado de profundidad y el espacio en el que incide el foco de luz, diferenciando así a los sorprendidos extranjeros del acontecimiento milagroso de la venida del Espíritu Santo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto