Tribunal de la Alhambra

Compartir

Datos principales

Fecha 
1871
Material 
Dimensiones 
75 x 59 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Los temas árabes que tanto interesaron a Fortuny quizá tengan culminación en esta espectacular escena que contemplamos. El asunto se desarrolla en un patio típicamente musulmán, inventado por el artista pero inspirado en los materiales y el estilo de la Alhambra. Se trata de un recinto con una pila redonda en el suelo, un gran arco abierto en el grueso muro que da paso a una sala cubierta cuyo acceso se realiza a través de un arco más recargado. Las paredes de esta sala del fondo están decoradas por azulejos que forman estrellas, dando paso en último término a una ventana geminada que permite contemplar la vegetación de la zona. Los acusados se sitúan en primer plano, medio desnudos, tumbados y con los pies sujetos por un amplio cepo de madera, custodiados por dos guardias. Al fondo, en el interior de la sala se encuentran los cadíes, encargados de administrar justicia, destacando el colorido más vivo de alguna vestimenta. El contraste lumínico entre la zona de primer plano y el fondo resulta lo más atractivo de la composición, utilizando Fortuny una luz andaluza de gran potencia que crea acentuadas diferencias entre las diversas zonas. El maestro emplea una pincelada suelta, pequeña y rápida, interesándose por todos los detalles posibles sin caer en la caligrafía, siendo ésta una de las más espectaculares virtudes de Fortuny. Pero lo más interesante es la perfecta conjunción del color y la luz, apreciándose ecos del Impresionismo francés. No conviene olvidar la perfecta sensación de perspectiva creada a través de la sucesión de arcos en profundidad, utilizando como punto de fuga la ventana con el frondoso jardín como fondo. El resultado es una de las mejores obras de su género demostrando la facilidad del maestro para narrar historias.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto