Torre del cementerio de Nuenen

Compartir

Datos principales

Fecha 
1885
Material 
Dimensiones 
63 x 79 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

La vieja torre del cementerio de Nuenen será uno de los lugares emblemáticos en la producción de Vincent en estos primeros años. Su aspecto cúbico y sus poderosos contrafuertes protagonizan numerosos trabajos del periodo formativo de Van Gogh en la casa familiar, de la que pronto marchará rumbo a París, vía Amberes. El fallecimiento del padre en el mes de marzo de 1885 - aunque muy sentido por el pintor - le da alas para poder abandonar Nuenen; esa alegría contenida se pone de manifiesto en los paisajes ejecutados en la primavera de ese año donde las luces del atardecer serán las auténticas estrellas como observamos en Paisaje a la puesta de sol o esta imagen que contemplamos. Las últimas luces impactan en la mole arquitectónica, creando un atractivo contraste de claroscuro. La baja línea del horizonte le permite presentar un amplio espacio celeste acompañado de nubes blanquecinas con las que obtiene una agradable sensación de movimiento. Los cuervos vuelven a hacer acto de presencia como también encontramos en Trigal con cuervos, una de sus últimas obras. Más que una premonición, esos animales están presentes como elementos de la naturaleza que Vincent presenta en su plenitud.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto