Sibila Délfica

Compartir

Datos principales

Fecha 
1509
Material 
Escuela 
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Las sibilas eran personajes de la Antigüedad, de las religiones paganas previas al cristianismo. Su papel en la civilización griega fue de importancia capital y llegaron a influir en guerras y gobiernos de las "polis". La más famosa de todas ellas fue la Sibila de Delfos, o Sibila Délfica, situada en el ombligo del mundo, como se consideraba a Delfos. El papel de las sibilas era similar al de los profetas del Antiguo Testamento; se consideraba que poseían poderes adivinatorios y entre ellas se extendió una creencia en el fin del mundo y en la llegada de un salvador, que los cristianos rápidamente adaptaron a su Mesías, extendiendo los anuncios de su venida incluso al mundo de la Antigüedad grecorromana. Miguel Ángel se había formado en la Florencia neoplatónica que pretendía reunir los conceptos de la filosofía griega de Platón con las creencias cristianas, en un intento por hacer racional y comprensible el entendimiento la religión. Por esta razón Miguel Ángel plantea el techo de la Capilla Sixtina dividido en tres franjas: en el centro, escenas del Antiguo Testamento y el Génesis relacionadas con la presencia de Dios en el mundo. A un lado, los profetas judíos, y al otro, las sibilas. Esta Sibila Délfica es de las más hermosas de Miguel Ángel, que tenía mucha dificultad para pintar figuras femeninas, puesto que solía simplemente dibujar el cuerpo musculoso de un atleta y adosarle dos pechos femeninos. Tras la sibila, que ya no mira sus textos sino que atiende directamente a la presencia de Cristo, hay dos angelitos que leen los textos proféticos sobre la llegada del Mesías. Esta actitud tiene que ver con la presencia o lejanía de la divinidad, tal como podemos comprender en las figuras de Zacarías o Ezequiel.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto