Serpientes acuáticas II

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1904-07
Material 
Escuela 
Dimensiones 
80 x 145 cm.

Esquema relacional

Desarrollo

En los años finales del siglo XIX se produce una reinterpretación del papel de los sexos, produciéndose una fuerte revalorización de lo femenino denominada "autofeminización" que indica "la aceptación de la femineidad por parte del hombre" en palabras de Sylvia Eiblmayr. Esto provocaría que la imagen masculina desapareciera de la pintura para ser monopolizada por la figura femenina. Entre los artistas que lideran esta "autofeminización" encontramos a Klimt como figura destacada, al mostrar el "mundo con forma de mujer". Según Carl E. Schorske se trata de la "revuelta de Edipo".Un excelente ejemplo de esta espinosa cuestión filosófica sería el lienzo que contemplamos, protagonizado por mujeres entrelazadas en un mundo lésbico. Klimt no aporta ninguna novedad en el tema del lesbianismo que ya había sido tratado por otros artistas anteriormente, como Courbet y Toulouse-Lautrec, pero ahora nos encontramos con mayores dosis de simbolismo y decorativismo características del modernismo. Así los cabellos de las mujeres se entrelazan con las algas marinas y las florecillas, acentuando la sensualidad de sus bellos y estilizados cuerpos. El pintor vienés recurre a los mosaicos bizantinos como fuente para la apariencia decorativa que envuelve la composición, sintiéndose atraído por las composiciones que decoran las paredes de las iglesias de Ravena. Ese bizantinismo también se manifiesta en los colores e incluso en la ausencia de perspectiva, tendiendo a la bidimensionalidad. El resultado es una obra cargada de erotismo en la que las líneas curvas dominan, apreciándose la facilidad para el dibujo demostrada por el maestro a lo largo de toda su carrera.


Coliseo de Roma
Coliseo de Roma

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto