Santa Mónica

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1616
Material 
Dimensiones 
42 x 40 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Podría hablarse de esta Santa Mónica como de un retrato por el alto grado de realismo que el pintor ha utilizado para llevar a cabo esta imagen de devoción. La piel arrugada y reseca de la vieja, sus manos huesudas entrelazadas, sus tocas de un blanco sucio y arrugado, todo ello habla de un naturalismo exacerbado que Tristán pudo haber aprendido de modelos caravaggescos durante su estancia en Italia. A esta entrega del pintor a lo material y físico se suma una profunda espiritualidad que parece agitar el rostro de la santa en oración, y esto sólo pudo haberlo aprendido en el taller del que probablemente fuera su maestro en Toledo, Doménikos Theotokopoulos, El Greco.

Iglesia de Santa Sofía (Estambul)

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto