Santa Agueda

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1680-85
Material 
Estilo 
Dimensiones 
184 x 108 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Santa Agueda es una virgen siciliana que no se plegó a los deseos del prefecto romano de la región, Quintiliano, ni realizó sacrificios a los dioses paganos por lo que fue martirizada, consistiendo su tortura en arrancar sus senos con grandes tenazas. Trasladada a una celda donde fue curada por el propio san Pedro, posteriormente falleció quemada por carbones ardientes en el interior de la prisión. La bella mártir aparece en primer plano, elevando su mirada hacia el cielo para contemplar como el angelito procede a coronarla. Viste elegantes y pesados ropajes que indican su elevada clase social y muestra un pecho mientras que con su mano derecha se oculta el otro, símbolos ambos de su martirio. Su mano izquierda porta la palma de mártir y se apoya en una mesa. Al fondo, en un iluminado paisaje, apreciamos como un sayón está procediendo a arrancar sus senos en presencia de varias personas. El estilo vaporoso de Rizi indica su relación con las pinturas de Van Dyck y Rubens que existían en la corte madrileña. Emplea una pincelada rápida y abocetada, especialmente en el pasaje del martirio, y una iluminación uniforme que evita contrastes y provoca un sensacional efecto atmosférico. Los colores son brillantes y ricos, característicos de la escuela flamenca. Desgraciadamente, durante su depósito en la Diputación de Guipúzcoa sufrió un incendio en 1885, provocando un ligero oscurecimiento que no limita la belleza de la imagen.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto