San Juan Bautista

Compartir

Datos principales

Fecha 
1603-04
Material 
Estilo 
Dimensiones 
170´6 x 130 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Si recordamos el alegre San Juan de los Museos Capitolinos nos daremos cuenta del tremendo giro que ha dado la visión de Caravaggio acerca de temas que venía tratando desde hacía ya años. Mientras que en el mencionado cuadro de Roma la figura del muchacho es luminosa y risueña, con una mirada directa y franca al espectador, nos encontramos en esta pintura a un San Juan diríamos que abatido. Su rostro se inclina hacia el suelo y su mirada está perdida en el espacio. Sus gestos son estáticos, sin vida, y la luz cenital contribuye a dar un aspecto melancólico a su imagen, casi como un mal presagio. El estilo de Caravaggio ha evolucionado en esta última etapa, a la que pertenece esta obra. Sus espacios se han vuelto más amplios, pero están menos definidos, aparecen más negros, de manera que consiguen aislar totalmente a sus personajes. Los juegos de luces y sombras así como las gamas de color se han vuelto más delicados. Su manera de emplear el claroscuro es mucho más hábil y, como vemos en este cuadro, realiza verdaderos ejercicios de modelado en los volúmenes semi-iluminados del cuerpo del joven Bautista.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto