Rocas en Belle-Ile

Compartir

Datos principales

Fecha 
1886
Material 
Estilo 
Dimensiones 
60 x 73 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

En la Sexta Exposición Universal de mayo de 1887, organizada por Petit, Monet presentó quince trabajos entre los que estaban las obras realizadas durante el otoño del año anterior en Belle-Ile. La crítica se dividió entre los que reprochaban la crudeza de los lienzos y quienes colmaban de glorias al artista. Monet se interesa en esta serie por el mar embravecido -véase Tempestad en la costa de Belle-Ile- empleando el batir del oleaje como pretexto para el contraste cromático, acercándose de esta manera al simbolismo. Las rocas y el agua ocupan la mayor parte de la composición, reduciendo los elementos integrantes de la escena, de la misma manera que se aprecian en los trabajos de Etrerat. La iluminación de un atardecer otoñal ha sido perfectamente captada, a pesar de que algunos de estos trabajos no están tomados directamente del natural sino que trabaja con bocetos en el taller. Las pinceladas refuerzan la expresividad y el dramatismo de la obra. La Costa salvaje también forma parte de la serie.

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto