Retrato de Sonia Klamery

Compartir

Esquema relacional

Uno de los mejores retratos que guarda el Museo Nacional Reina Sofía es el que en 1913 pintó Anglada Camarasa a la condesa de Pradre, doña Sonia Klamery. La modelo aparece recostada, vestida con un elegante y decorativista traje largo que nos permite contemplar las sensuales medias de seda y los zapatos de tacón. El fondo está pintado en los mismos tonos que el vestido, resaltando el exotismo del conjunto gracias a la ubicación del colorista pájaro. Anglada se inspira en el fauvismo a la hora de utilizar los colores, recurriendo a tonalidades frías que contrastan con el blanco del rostro, del amplio y sensual escote y los brazos. El decorativismo que se respira en el conjunto se relaciona directamente con los trabajos de Klimt, obras que en aquellos momentos estaban causando sensación entre la sociedad más "chic" de Europa. La estrecha vinculación de Anglada con la Secesión vienesa le llevará a realizar obras modernistas de gran atractivo visual.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto