Puerto al amanecer

Compartir

Datos principales

Fecha 
1674
Material 
Estilo 
Dimensiones 
72 x 96 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Aunque Nicolas Poussin es considerado un paradigma del paisajismo francés del Barroco, la encarnación verdadera de este género es Claudio de Lorena. Lejos del realismo holandés, Lorena re-crea sus paisajes a partir del natural introduciendo un fondo de lirismo, de melancolía, que no aparece en la pintura del norte de Europa. Su luminosidad abrió nuevas puertas al género, y fue la referencia posterior de paisajistas como el británico Turner. La gran preocupación del Barroco era, en efecto, la luz. Frente al poderoso contraste de luz y oscuridad de Caravaggio, se alza la visión directa de la luz solar, en diferentes momentos, en especial el amanecer y el atardecer, momentos en que los colores se perciben con una mayor riqueza de matices. Este estilo se asentaría en especial a partir de 1640. La gradación cromática, "atmosférica", reemplaza la perspectiva lineal; la arquitectura, aunque clásica en algunos casos, se halla sometida al paso del tiempo, en ocasiones ruinosa y romántica, a diferencia de Poussin, para quien la arquitectura romana es un valor imperecedero. Lorena realizaba numerosos apuntes, recogidos en sus giras por los alrededores de Roma y los puertos de Nápoles y Génova. Por ello, a pesar de situarse en la Antigüedad, la pintura tiene el valor de lo cotidiano. No es una reconstrucción arqueológica del pasado, sino el pasado evocado desde el presente. En su última etapa, a la que pertenece esta obra, su escenario se amplía hasta la totalidad; la asimetría compositiva es característica.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto