Puente sobre el estanque de los nenúfares

Compartir

Datos principales

Fecha 
1904
Material 
Estilo 
Dimensiones 
95 x 100 cm.

Esquema relacional

Desarrollo

Monet no hace una síntesis de las sensaciones apreciadas, con el fin de darnos una mañana que sea la de todas las mañanas o una tarde que sea la de todas las tardes. Su ojo preciso va a las nubes, capta los fenómenos más delicados y más fugitivos. Podríamos considerarle como un pintor de detalles, un colorista de la hora. Para él, cada minuto tiene sus tonos, cada mes sus colores y cada estación su luz. Pero también, en sus cuadros esa sensación de instantáneos está en relación con la fotografía, apartado que al que siempre dedicó una especial atención. A pesar de todo y a pesar de lo mucho que se ha escrito de su obra, el efecto final de cada una de sus composiciones contiene un capricho de su propia inspiración, existe siempre un punto donde el pintor se muestra todo entero, una señal donde Claude Monet se revela a través de su propia visión, ese punto es la mancha.

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto