Puente de Charing Cross, tiempo cubierto

Compartir

Datos principales

Fecha 
1899-1901
Material 
Estilo 
Dimensiones 
60 x 92 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Desde su primer viaje a Londres, escapando de los tumultos que estaban produciendo los revolucionarios parisinos en 1870, Monet se sintió hechizado por la atmósfera de Londres. Como afirmó en muchas ocasiones, lo que más le atraía era la presencia de la niebla, que producía efectos atmosféricos únicos y que a él, como artista, le sugería infinitas posibilidades creativas. Además, en el cuadro que contemplamos, existe otro registro que debe ser resaltado, como es la presencia protagonista del puente metálico. Los impresionistas se sintieron devotos del progreso técnico, de la modernidad, y en numerosas ocasiones no dudaron en retratar trenes, puertos, coches de caballos, etc. La ingeniería de puentes se había convertido, a esas alturas del siglo, en la sustituta de una gran parte de la arquitectura, y de dicha circunstancia se hicieron eco, como decimos, los impresionistas.

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto