Piedad

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1489
Dimensiones 
83 x 51 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Entre 1488 y 1490 Mantegna se desplaza a Roma llamado por el papa Inocencio VIII para trabajar en la decoración de la capilla de la recién construida villa del Belvedere. La demolición de la capilla en 1780 motivó la pérdida de los frescos, pero sabemos que realizó algunas obras colaterales durante la estancia en la Ciudad Eterna como la Virgen de las Canteras o esta Piedad. La figura de Cristo acompañada por dos ángeles ocupa la mayor parte de la composición; sentado en un trono típicamente renacentista, muestra las llagas de sus manos, recibiendo su cuerpo una potente iluminación desde la izquierda que deja en penumbra la cabeza. La importante aportación de esta obra se encuentra en el dramatismo que transmite el maestro a través de los rostros dolientes de los tres personajes. Las figuras están tratadas con una monumentalidad escultórica inspirada en el mundo clásico y en la obra de Donatello o Verrocchio. Una escena de paisaje sirve de fondo a la composición, recordando a la pintura flamenca por el aspecto de decorado que se crea; aun así, la perspectiva es francamente interesante, observando en primer plano unos picapedreros que también aparecen en la Virgen de las canteras. El punto de vista bajo empleado transmite grandiosidad a las figuras y permite contemplar los detalles de la decoración del trono, muestra de la erudición arqueológica que exhibe Mantegna en la mayor parte de sus trabajos.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto