Pavo muerto

Compartir

Datos principales

Fecha 
1808-12
Material 
Dimensiones 
45 x 62 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

La naturaleza muerta no es una temática muy habitual en la pintura de Goya. Bien es cierto que en la pintura española este tipo de cuadros son bastante escasos, al ser siempre considerados como de segunda categoría. Sólo artistas como Sánchez Cotán o Van Der Hamen en el Barroco tendrán una producción destacada, mientras que Luis Meléndez triunfará en el reinado de Carlos III con unos exquisitos bodegones que en su mayoría se guardan en el Museo del Prado. Goya va a realizar algunos bodegones, por lo menos en dos ocasiones: durante la Guerra de la Independencia y en el exilio de Burdeos.Este Pavo muerto debió de ser pintado en los primeros años de la contienda frente a los franceses, como sí a través de los animales el pintor quisiera mostrar la barbarie de la guerra, aludiendo continuamente a la muerte, tema que se convertirá en una de las obsesiones del artista cuando tenía más de 60 años, edad avanzada en aquellos momentos en los que la media de vida eran 30 años.Goya organiza la escena a base de luz y de color, omitiendo el preciosismo que caracteriza este tipo de imágenes habitualmente. El animal se situa en primer plano y tras él se coloca una cesta como única referencia espacial y de profundidad. El fondo neutro provoca que centremos nuestra atención en el pavo. La pincelada empleada por el maestro es muy rápida, aplicando pequeños toques de color repartidos por el lienzo de manera magistral. La gama cromática está limitada a cuatro colores que destacan sobre la negra mancha del fondo. El efecto dramático que desea el artista ha sido perfectamente conseguido


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto