Paisaje con un puente de piedra

Compartir

Datos principales

Fecha 
1638 h.
Material 
Dimensiones 
29´5 x 42´5 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

El siglo XVII se considera el Siglo de Oro del paisaje holandés con artistas como Jan van Goyen, Meindert Hobbema o Jacob van Ruisdael. Parece ser que Rembrandt no quiso quedar al margen de esta especialidad tan demandada por los burgueses del norte de Europa, realizando algunos paisajes como éste que contemplamos. Por supuesto que no se trata de vistas tomadas directamente del natural como harán los impresionistas en el siglo XIX sino de imágenes fantaseadas de paisajes que los artistas tenían cerca. Por eso siempre aparecen las nubes tormentosas, los espesos grupos de árboles, los arroyos y los bruscos contrastes entre luz y sombra. De esta manera, el artista destaca el efecto dramático del paisaje. Este dramatismo ha hecho pensar a algunos especialistas que se trataría de una imagen simbólica del mundo cristiano. Así, el puente sobre el río sería la representación de Cristo, el camino que conduce a la salvación. A la izquierda vemos una posada donde no debemos entrar; nuestra obligación de cristiano es seguir a la pequeña figurilla - iluminada por el haz de luz que aparece junto al puente - que lleva en un hatillo sus pecados y se dispone a atravesar el puente: sería la explicación del porque esa zona está más iluminada. No debemos olvidar la poderosa influencia de la Iglesia protestante en la Holanda del siglo XVII que bien puede explicar el significado simbólico de la tabla.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto