Paisaje con Moisés y la zarza

Compartir

Datos principales

Fecha 
1616 h.
Material 
Estilo 
Dimensiones 
45,1 x 34 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

El paisaje se fue configurando a lo largo del Barroco italiano como un género independiente de forma sutil y secundaria, sirviendo como magnífico fondo para cuadros de temas "dignos", como la historia, la mitología y la religión. Sin embargo, en obras como ésta que ahora contemplamos se hace evidente que es el paisaje lo que en realidad interesa a su autor, y no la narración de la historia del Éxodo con Moisés ante la zarza ardiendo. Es la amplitud de la atmósfera, el lejano horizonte azul y la constitución de las nubes con sus reflejos en el agua lo que capta la atención instantáneamente, reduciendo la historia a una mera anécdota de pequeño tamaño, en el primer plano. La historia se ha convertido en la excusa para pintar el paisaje, tal y como se verá en la sublimación de esta tendencia llevada a cabo por el magnífico Claudio de Lorena.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto