Paisaje con el árbol muerto

Compartir

Datos principales

Fecha 
1616-17
Material 
Dimensiones 
58,2 x 48,9 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Habitualmente Rubens utilizaba para la ejecución de paisajes a especialistas en esta temática como Fran Snyders o Lucas van Ulden. Pero el hecho de que empleara un especialista para los fondos de paisaje no quiere decir que él no estuviera capacitado para trabajar en esta temática, como podemos observar en el amplio número de cuadros de paisajes que se conservan de su mano, especialmente en la última década de su vida. El Carro de piedras, el Paisaje con Filemón y Baucis o el Castillo de Steen son buenos ejemplos de su maestría a la hora de tratar la naturaleza, tomando retazos de ella directamente del natural como podemos observar en este dibujo conservado en el Museo del Louvre. Como corresponde a su estilo, Rubens nos presenta una escena cargada de dinamismo y tensión, sin renunciar al equilibrio al disponer los dos troncos del árbol de manera casi simétrica, recordando a los brazos en V del Cristo crucificado. El maestro traduce los elementos dramáticos y poéticos de la naturaleza empleando toques rápidos de tiza negra, reforzados por los trazos incisivos de la pluma, con una fuerza vital que recuerda los cuadernos de dibujo de Leonardo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto