Pablillos de Valladolid

Compartir

Datos principales

Fecha 
1634
Material 
Dimensiones 
209 x 123 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

El excelente retrato de Pablillos de Valladolid también formaría parte de la serie de bufones - junto a Cristóbal de Castañeda y El bufón Don Juan de Austria - supuestamente destinada al Palacio del Buen Retiro hacia 1636. La actividad de este bufón o actor consistía en divertir a la familia real, en muchos casos actuando, como podemos deducir por la actitud declamatoria y su actitud nada grotesca con que le presenta Velázquez. Lo más destacado de este lienzo es la ausencia de referencias espaciales ya que no existe separación entre suelo y pared. A pesar de la ausencia comentada, la figura tiene peso y se sujeta al suelo, así como posee volumen sin quedarse plana, todo ello gracias a las sombras que sitúa el maestro. Esta lección de pintura la aplicará más tarde Edouard Manet en su Pífano. Pablillos viste traje de color negro, como exigía la etiqueta española a los caballeros, con golilla y puños blancos. La soltura a la hora de trabajar que alcanza Velázquez en esta década de 1630 se pone claramente de manifiesto en esta obra, una de las más avanzadas del pintor, que servirá de punto de referencia al Impresionismo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto