Niños inflando una vejiga

Compartir

Datos principales

Fecha 
1777-78
Material 
Dimensiones 
116 X 124 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

El comedor de los Príncipes de Asturias en el Palacio de El Pardo era el lugar para el que Goya pintó varias series de sus cartones para tapiz. Los Niños inflando una vejiga le daban un aspecto alegre y popular a la estancia, igual que la Cometa o el Bebedor, cuyo destino era el mismo aposento. El empleo de temas populares en la decoración de espacios reales se debe al interés existente entre la nobleza de fines del siglo XVIII por el mundo de majas y majos, llegando hasta a disfrazarse de ellos para confundirse con el pueblo y participar en sus festejos.Quizá sea ésta una de las escenas más interesantes de las realizadas por el maestro, al captar, como si de un fotógrafo se tratara, el momento preciso de inflar una vejiga, siendo destacable el esfuerzo del muchacho y la actitud de complicidad de su compañero. La luz se convierte también en protagonista de esta sobrepuerta, captada desde un punto de vista bajo, con las figuras de los niños en primer plano, dos mujeres esbozados en el segundo plano y el paisaje al fondo, paisaje arquetípico de todos los cartones. El colorido oscuro empleado en la Sagrada Familia se torna en tonos fuertes y claros en estas escenas de los cartones.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto