Niños del carretón

Compartir

Datos principales

Fecha 
1779
Material 
Dimensiones 
145´4 x 94 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Destinado a una sobrepuerta del dormitorio de los Príncipes de Asturias en el Palacio de El Pardo, Goya presentó este tapiz en enero de 1779, valorándolo en 1.000 reales de vellón. Como sus compañeros de la serie - la Acerolera o el Ciego de la guitarra - muestra un aire festivo y alegre que existiría en el ambiente de la corte madrileña, donde el gusto por lo popular alcanzaba hasta a la propia familia real, Carlos III incluido. El maestro nos presenta un asunto claramente infantil, en el que dos pequeños tocando instrumentos musicales hacen una especie de pasillo a otros dos que van montados en un carretón. Goya se siente preocupado por mostrar las expresiones de los rostros de los niños. Así, el crío del fondo tiene los carrillos hinchados al soplar la trompeta y el que vemos de perfil se afana por guiar unas riendas inexistentes. La composición se articula a través de planos paralelos que se alejan en profundidad, empleando un tronco para determinar la zona del fondo. El conocimiento de la obra de Velázquez hace que el aragonés introduzca una gama cromática cada vez más viva, aplicada con una pincelada suelta que apenas se interesa por los detalles. Los efectos lumínicos son muy interesantes, al emplear una luz fuerte y clara que resbala por los trajes de seda de los pequeños.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto