Mujeres con cabeza de flores encontrando en la playa los despojos de un piano

Compartir

Datos principales

Fecha 
1936
Material 
Dimensiones 
54 x 65 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

La obra está íntimamente relacionada con la moda de los años 30. Durante la segunda mitad de esa década, Dalí se ocupa de diseñar modelos de tocados (sombrero-chuleta, sombrero-tintero, sombrero- zapato) trajes y otras prendas del vestuario femenino, en colaboración con la modista de alta costura Elsa Schiaparelli. Algunos de estos modelos fueron publicados en revistas de moda como "Harper's Bazaar". En esa época, la imagen de la figura femenina está coronada por una cabeza enteramente formada por flores, como se puede observar en esta composición. El origen de esta idea se divulgó en la Exposición Surrealista Internacional del año 1936, celebrada del 11 de junio al 4 de julio en las New Galleries Burlington. Hoy en día se recuerdan con verdadero interés las fotos de la inauguración de la muestra, en donde Salvador Dalí se había encargado de contratar a una modelo a la que vistió de una forma excepcional. La modelo iba decorada enteramente su cabeza con flores y la hizo pasear por los jardines cercanos a la exposición. Algunas otras obras de esta misma serie son Primavera necrófila o Flores surrealistas. La flor por excelencia de Dalí fue el narciso, que ocupó un lugar destacado en un momento decisivo de su vida y de su carrera artística. Una de las claves de la composición, igual que en la obra Metamorfosis de narciso, son los últimos versos del poema que Dalí dedica a este último cuadro: "Cuando la cabeza se hienda, cuando esta cabeza se resquebraje, cuando esta cabeza estalle, aparecerá la nueva flor, el nuevo Narciso: Gala, mi narciso".


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto