Mujer y niño tahitianos

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1899
Material 
Estilo 
Dimensiones 
93 x 58´5 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Son escasos los retratos de personajes indígenas en la producción de Gauguin. Aita Parari te Tamari Vahine Judith, Joven con abanico o esta imagen que contemplamos forman parte de esos retratos casi anónimos de enorme belleza. Una mujer madura sentada preside la composición en primer plano. Lleva un discreto vestido rosado con bordados, alejado de los exotismos de otras composiciones. La mujer tiene mucho de estatua primitiva, marcando el estatismo y el rostro de máscara. Tras ella hay un joven con rasgos más realistas, lleno de vitalidad. Podría tratarse de una alusión simbólica a las edades del ser humano, la adolescencia frente a la madurez. El fondo está pintado en una tonalidad intensa, a base de amarillos y verdes con una decoración vegetal que recuerda las estampas japonesas. La gama cromática empleada es muy armónica, destacando los tonos oscuros de la piel de ambas figuras. Como viene siendo habitual desde la estancia en Bretaña, Gauguin emplea una línea oscura para delimitar los contornos, como si se tratara de un esmalte.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto