Mujer tocando la guitarra

Compartir

Datos principales

Fecha 
1671-72 h.
Material 
Dimensiones 
53 x 46,3 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

La música y el vino serán los dos vehículos empleados por los amantes para alcanzar sus conquistas, según los moralistas europeos del siglo XVII. Por esta razón, las aparentemente intimistas escenas de Vermeer se convierten en instrumentos educativos según algunos especialistas. Esta sería la razón por la que en esta escena nos encontramos con un cuadro de paisaje arcádico al fondo y una muchacha tocando la guitarra, situándose en una habitación cerrada que confirma lo secreto de ese amor. En esta ocasión no podemos ver la ventana por la que penetra el potente foco de luz, provocando un contraste lumínico que recuerda a Caravaggio. La luz resbala por la figura y destaca las calidades de las telas, sobre todo el armiño de la chaqueta amarilla, propiedad de Catharina Bolnes, la esposa del pintor. En la zona de la derecha hallamos varios libros, interesándose más la joven por la música que por la lectura, posiblemente al tratarse, en opinión de los expertos, de lecturas religiosas que eran las recomendadas para las mujeres. Los efectos atmosféricos y las pinceladas "puntillistas" identifican la obra del maestro de Delft, consiguiendo crear gracias a sus trabajos el estereotipo del burgués medio de la Holanda barroca.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto