Moisés rompiendo las Tablas de la Ley

Compartir

Datos principales

Fecha 
1659
Material 
Dimensiones 
168´5 x 136´5 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Dios llamó a Moisés al monte Sinaí donde procedió a darle las tablas del testimonio escritas por su propio dedo. Cuando Moisés bajó del monte encontró a los israelitas adorando un becerro de oro que habían construido durante su ausencia por lo que, encendido en cólera, rompió las Tablas de la Ley. Este es el momento elegido por Rembrandt para la ejecución de este soberbio lienzo. La figura del profeta se presenta inconmensurable, ocupando la mayor parte del espacio, levantando las dos tablas que contienen los Diez Mandamientos escritos en hebreo - ayudado posiblemente el artista por sus amigos judíos - para proceder a su destrucción. Su rostro transmite más bien resignación o pena que rabia.La iluminación dorada característica del maestro impacta sobre la figura, resbalando por su cuerpo para crear sugerentes contrastes lumínicos que acentúan el volumen. La pincelada en esta década de 1650 se ha hecho más suelta, siguiendo la "manera áspera" que le caracteriza en su últimos años. Las tonalidades continúan siendo oscuras, en sintonía con el naturalismo aprendido de su maestro Pieter Lastman.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto