María de Médicis

Compartir

Datos principales

Fecha 
1622
Material 
Dimensiones 
130 x 108 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

La fama de Rubens va a llegar a todos los rincones de Europa. Para la corte francesa va a trabajar con especial dedicación entre 1622 y 1624, realizando la decoración de un importante palacio parisino, el del Luxemburgo. Para entregar algunos lienzos se trasladó personalmente a París en 1623. Posiblemente fue en este momento cuando realizó este retrato de la reina-madre de Francia, quien verdaderamente gobernaba el país dejando a un lado a su hijo Luis XIII y a su nuera Ana de Austria. Doña María de Médicis viste un elegante traje negro con cuello blanco, destacando ante un fondo neutro realizado con largas pinceladas de tonalidades claras. El maestro centra la atención en el rostro de la dama, de singular belleza pese a sus 50 años, para mostrar al espectador su personalidad a través del gesto y de la mirada. La libre ejecución del retrato indica que se hizo del natural, existiendo entre pintor y modelo una admiración mutua. La influencia de Tiziano queda de manifiesto en este excelente retrato.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto