La mujer enferma

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1660 h.
Material 
Dimensiones 
61 x 52,1 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

La obra de Jan Steen está impregnada de un humor malicioso y alegre, con asomos de crítica hacia la sociedad de su época, aunque es una crítica bromista. Sus cuadros están protagonizados por los vicios y debilidades de sus compatriotas, como en el cuadro Los Retóricos, o como en esta Mujer Enferma, que está enferma de dos posibles males: embarazo o mal de amores. A esta conclusión se llega a través de las diversas pistas que el pintor ha esparcido por el cuadro. En primer lugar, se encuentra en su alcoba, junto a la cama. Sobre el lecho cuelga una pintura erótica con dos amantes. El médico le toma el pulso, sin embargo ha hecho encender un brasero. La razón es que su diagnóstico no lo realizará sobre su pulso sino sobre el humo del brasero, que era el medio por el que un médico flamenco del XVII "leía" un posible embarazo de su paciente. Además, una estatuilla de Cupido corona la puerta de la alcoba, abierta a otra escena amorosa: la criada de la enferma está con su pretendiente, charlando. Como remate, la nota que sostiene la enferma dice textualmente: "Ninguna medicina puede curar las penas de amor".


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto