La guitarrista

Compartir

Datos principales

Material 
Dimensiones 
88 x 98,5 cm

Esquema relacional

Desarrollo

Julio Romero de Torres inició su vida artística en una época de corrientes pictóricas enfrentadas. El impresionismo que había aparecido en Francia, era seguido en España por Darío de Regoyos y enseñó a pintar la luz mediterránea a Joaquín Sorolla, el retratismo fotográfico en los pinceles de Federico de Madrazo, el realismo tipo Courbet, el dominio preciosista de Fortuny, el simbolismo francés, el prerafaelismo inglés, el romanticismo inspirador de su padre y maestro... Y Romero de Torres fue procesando información, tendencias, gustos personales y oficio. Y con los vaivenes propios de todo creador, acaba pintando muchachas morenas, agitanadas, con una sólida técnica académica y con unos ligeros toques impresionistas. El atrezzo es marcadamente folclórico: guitarras, mantones de Manila, abanicos, zarcillos...


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto