La Gloria

Compartir

Datos principales

Fecha 
1772
Material 
Dimensiones 
650 x 1250 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Cuando Goya regresó de Italia a Zaragoza empezó a recibir diversos encargos. Ese viaje y su aprendizaje en el taller de Francisco Bayeu aseguraban la maestría del joven pintor. Entre estos encargos iniciales destaca la decoración al fresco de la bóveda del Coreto de la Basílica del Pilar, lugar en el que años más tarde pintará la cúpula con el tema Regina Martyrum. El artista realizó un boceto preparatorio en el que apenas existen diferencias con la obra definitiva.La Adoración del Nombre de Dios se desarrolla sobre una superficie rectangular, situando en el centro el iluminado triángulo de la Santísima Trinidad. Entre nubes se sitúan ángeles y santos, distribuidos en diferentes grupos. La sensación que intenta conseguir Goya es la supresión de la arquitectura, que el espectador, cuando eleve su mirada al techo, parezca estar viendo la Gloria Eterna. Por eso emplea una luz anaranjada y nubes con enorme volumetría. Los decoradores romanos del Barroco influirán en esta obra, perfectamente estudiada y compuesta a través de líneas diagonales y triángulos, demostrando el joven artista que los clientes pueden confiar en él a la hora de realizar un encargo. Los colores no son muy vivos por la utilización de la técnica del fresco, al estar los pigmentos muy diluidos en agua. Con esta misma técnica, Goya ejecutará una de sus obras maestras: la decoración de la madrileña ermita de San Antonio de la Florida.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto