La encajera

Compartir

Datos principales

Fecha 
1669-70 h.
Material 
Dimensiones 
24,5 x 21 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Johannes Vermeer es el autor de este cuadrito con una típica escena de interior, como el resto de su obra. Representa a una joven inclinada sobre el almohadón del encaje de bolillos, con un cojín de costura y diversos hilos, a la izquierda, sobre una mesa. El fondo es claro, apreciándose la textura de la pared, mientras que el primer plano es más oscuro. La luz cae cobre la encajera y la labor, de tal manera que algunas zonas de su rostro se velan por la sombra. Vermeer ha restringido el marco de la escena proponiendo un primer plano muy próximo a la modelo, lo cual dota de una sorprendente modernidad a la imagen. La muchacha ha quedado recortada a menos de medio cuerpo, recogida sobre su labor y totalmente ajena a la mirada del pintor o del espectador. El artista juega con el poder de la luz con una habilidad que sorprendió a finales del siglo XIX a los impresionistas, que también estaban muy interesados en los efectos de la luz sobre los objetos. Renoir menciona este lienzo como uno de los más bellos de la historia de la pintura. La joven está modelada con golpes de luz y de sombra, en una evolución de la técnica del claroscuro que inauguró Caravaggio. Este autor fue muy importante para Vermeer y en general para el Barroco holandés, pues de él tomaron el modo de iluminar y componer una escena. Fuera de la influencia de Caravaggio, hemos de destacar la audacia cromática de Vermeer, propia del artista, reflejada en el hermoso azul específico de su paleta, el amarillo brillante de la blusa y los rojos de las madejas de hilo en primer plano. Todos estos colores están utilizados en sus gamas puras, sin matices, lo que les da una intensidad rítmica muy constructiva. En cuanto al tema, Vermeer se interesa en esta composición por mostrar a la mujer como ejemplo de virtudes, contrario a las actitudes que representan los vicios en otras obras como Caballero y dama tomando vino o Carta de amor. Por esta razón, la mujer está concentrada en su labor, el encaje, considerado una actividad femenina desde época medieval, tomando como fuente bibliográfica los proverbios de Salomón en los que se describía el modelo de mujer virtuosa, episodio bíblico citado en todos los libros referidos al matrimonio de la época. En la misma línea encontramos a la Criada con el cántaro de leche.


Los grandes palacios - Galería de ...
Los grandes palacios - Galería de imágenes

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto