La divinidad inflama

Compartir

Datos principales

Fecha 
1868-70
Material 
Escuela 
Dimensiones 
66 x 51 cm.

Esquema relacional

Tras solicitar Pigmalión a la diosa Afrodita que convirtiera a la estatua de sus amores en ser humano, la diosa la dio vida y la convirtió en una bella mujer de carne y hueso. Este tercer episodio de la historia de Pigmalión -antecedido por El corazón desea y La mano se contiene- muestra claramente la admiración de Burne-Jones por la pintura del Quattrocento italiano, como podemos observar en las construcciones y el estudio de perspectiva, al igual que el empleo de dos escenas en una misma superficie -al fondo observamos al rey de Chipre adorando a su estatua-. El clasicismo en las figuras, tanto de Afrodita como de la futura esposa de Pigmalión, es una clara referencia a la estética prerrafaelita, al igual que el empleo de fuentes literarias como base temática, recurriendo en este caso al poema "Pigmalión y la estatua" de William Morris. La serie fue realizada para la madre de su amante, Euphrosyne Cassavetti. El alma consigue es la última escena de la serie.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto