La bella Angela

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1889
Material 
Dimensiones 
92 x 73 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Excelente retrato de Marie-Angelique Satre realizado durante la segunda estancia en Bretaña (1889). La retratada aparece desplazada hacia un lateral, dentro de un óvalo, eliminando así la perspectiva por lo que recuerda a los grabados japoneses. Por eso cuando Gauguin enseñó el retrato a la señora Satre, ésta rechazó el cuadro, sobre todo por el primitivismo con el que pintó su rostro. Y es que Gauguin está interesado en la búsqueda de lo primitivo por lo que primero se traslada a Bretaña y luego a Tahití. El artista se detiene más en los detalles del típico vestido bretón que en el rostro y las manos de la mujer, que parecen estereotipos. El simbolismo que define la pintura de Gauguin se aprecia aquí en el fondo, donde observamos unas flores sobre azul lila que representan la inocencia de la retratada, junto a una cerámica que sería el recuerdo de lo primitivo. La gama de colores azules que utiliza el artista llamó la atención de Van Gogh, aunque fue Degas quien compró el cuadro.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto