Jacoba Maria van Wassenaer

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1660
Material 
Dimensiones 
107,4 x 81,4 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

El talante jocoso de Jan Steen no desaparece en esta obra, aunque lo reprime un tanto por los condicionamientos del tema, el retrato de la hija de un importante burgués de la época. Se la ha identificado de dos modos posibles: bien Jacoba Maria, o bien Bernardina Margriet van Raesfeld. La niña aparece sentada en el jardín de su mansión, cuya puerta está adornada por el escudo en piedra de la familia. Está rodeada de animales domésticos, pavos, gallinas, ocas, patos, palomas, etc. Dulcemente vestida en tonos claros, por su juventud, da de beber leche a un corderito, tan blanco como ella. Unos perrillos falderos la rodean (falderos porque acompañaban a las damas y se arrimaban a los largos vestidos de éstas). Dos criados acompañan a la jovencita, y ahí es donde se le escapa el tono humorístico a Steen, que siempre provoca la sonrisa del espectador. Frente a la delicadeza de la cría, los dos criados parecen criaturas groseras, rudas y zafias, pobremente vestidos y mirando embobados a la pequeña. Pareciera que Steen ha hecho suya la idea de Leonardo según la cual la belleza destaca mucho más junto a la fealdad.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto