Giulio Clovio

Compartir

Datos principales

Fecha 
1570-76
Material 
Estilo 
Dimensiones 
58 x 86 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Cuando Doménikos llegó a Roma en 1570 se puso en contacto con el miniaturista Giulio Clovio, al que vemos aquí retratado. Desconocemos cuál es la razón por la que se pusieron en contacto ambos artistas, pero será este hombre quien recomiende a Doménikos al cardenal Alejandro Farnesio para que sea alojado en su palacio. Allí vivía el miniaturista, nacido en Croacia en 1498, al haberle cedido el cardenal una habitación, dos criados y un caballo. Su admiración por Miguel Ángel le hizo muy famoso en la Ciudad Eterna. Giulio aparece mirando al espectador y señalando su obra más famosa: el Libro de Horas de la Virgen que realizó para el cardenal Farnesio en 1546. La figura se recorta sobre un fondo neutro en el que se abre una ventana, observándose un paisaje. La influencia de Tiziano en este tipo de retratos es significativa, al igual que el deseo de captar la personalidad del modelo, como se hacía en la pintura flamenca. El rostro del anciano artista llama profundamente la atención, apreciándose su orgullo y el paso del tiempo. La minuciosidad del dibujo resulta destacable, mostrando los detalles del traje negro y las calidades de las telas. La iluminación parece corresponder a una fuente de luz artificial por el colorido anaranjado que se observa, relacionándose con el Soplón. La veracidad con la que Doménikos retrata a sus modelos le hacen uno de los mejores especialistas en este género, en el que capta perfectamente el alma de los personajes.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto