Fusilamiento de Maximiliano

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1867
Material 
Estilo 
Dimensiones 
190´5 x 251´5 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

La profunda impresión que causó en la conciencia de Manet la ejecución del emperador Maximiliano y sus generales Mejía y Miramón el 19 de julio de 1867 en Querétaro le llevó a realizar diversos lienzos con esta temática. Por razones que desconocemos, el propio Manet decidió romper uno de los grandes lienzos, siendo éstos los fragmentos que se conservan. En ellos apreciamos al general Miramón, al pelotón de fusilamiento y al soldado que revisa su fusil. Tras las figuras contemplamos un fondo de paisaje azulado que ha sido sustituido por un paredón en el lienzo definitivo. En este supuesto boceto hay también influencias del cuadro Los fusilamientos del Dos de Mayo de Goya que el pintor pudo contemplar en Madrid. El verismo casi fotográfico que exhibe Manet viene determinado por su interés en causar una profunda impresión en la crítica con su cuadro, interesándose por los uniformes de los soldados y sus posiciones a la hora de ejecutar a las víctimas. El colorido oscuro que caracteriza la primera etapa artística del maestro se encuentra presente en esta obra, aclarado por las tonalidades blancas de los correajes y la camisa del general, que crea un contraste muy habitual en su producción. El exquisito dibujo que exhibe Edouard es habitual en sus obras, aun cuando el Impresionismo influya en años venideros.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto