Filósofo

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1865
Material 
Estilo 
Dimensiones 
187´7 x 109´9 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Resulta muy común en la pintura barroca representar a los filósofos como mendigos. Así lo hicieron Rubens, Ribera y Velázquez, entre otros. La admiración de Manet por esta época y concretamente por Velázquez le llevan a realizar algunos cuadros con la misma temática, de los que éste es el mejor. Precisamente, en el verano de 1865 Manet había estado en España y admirado el Museo del Prado, donde se conservan algunos de los filósofos antes mencionados. Como viene siendo habitual en la obra de este pintor, la figura se recorta sobre un fondo muy oscuro, iluminada con un fuerte haz de luz procedente de la derecha que provoca un brusco contraste entre luces y sombras, como hacía el naturalismo tenebrista. La atención del espectador se centra en el rostro del hombre y en la mano que sale hacia adelante, en actitud de solicitar una ayuda. La escala, a tamaño natural, lo hace más impresionante, como ocurría en el Actor trágico y en el Pífano. Para la información sobre la ropa del mendigo, Manet buscó referencias en la literatura de su tiempo. Respecto al color, aquí desaparece el contraste entre claros y oscuros ya que recurre a un negro azulado.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto