Felipe II ecuestre

Compartir

Datos principales

Fecha 
1628-29
Material 
Dimensiones 
314 x 228 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Entre el mes de agosto de 1628 y abril del año siguiente, Rubens está en Madrid. El motivo de su visita no es de carácter artístico ya que viene por orden de la archiduquesa Isabel Clara Eugenia para negociar una alianza anglo-española que pusiera fin al conflicto con los holandeses. Sin embargo, durante esta estancia realizó algunas obras, entre ellas el retrato ecuestre del rey Felipe II, ya que no existía un retrato de este tipo del monarca en la corte madrileña. Rubens tomó como modelo un retrato de Tiziano, tanto para el rostro como la armadura y la espada. La posición del caballo varía de la que encontramos en el retrato de Felipe IV ecuestre y parece inspirada en el Gattamelata de Donatello, aunque también se apunta como fuente una imagen de Carlos V en un tapiz diseñado por Jan Cornelisz Vermeyen, muy admirado por la familia real española. Los archivos de Palacio hacen referencia a que Rubens tuvo a su disposición las caballerizas y la armería, lugares que también utilizaría como fuente. Felipe II porta el bastón de comandante de los ejércitos ya que en el fondo se aprecia, según el marqués de Montesa, una escena de la batalla de San Quintín, importante victoria española sobre los franceses que tuvo lugar el día de San Lorenzo del año 1557. Sobre el rey observamos una Victoria alada que corona con laurel al monarca, figura que ha sido interpretada en algunos inventarios como la Fama.Si bien el estilo de este retrato no corresponde al habitual de Rubens en esta época, los expertos consideran que estaríamos ante un esquema más acorde con la época del retratado, quizá para adecuar cronológicamente el retrato a su tiempo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto