Estatua ecuestre de Pedro El Grande

Compartir

Datos principales

Fecha 
1766-82
Material 
Tipo 
2
Museo 

Esquema relacional

Este escultor favorito de la Pompadour fue elegido por Catalina II de Rusia, gracias en parte a la recomendación de Diderot, para alzar la imponente estatua ecuestre de Pedro el Grande en San Petersburgo. Diderot sueña con el zar sobre fogoso caballo encima de una escarpada roca, expulsando a la Barbarie y a sus pies una fuente rodeada de la Barbarie, el Amor de los pueblos y el símbolo de la Nación. Falconet rechaza estos consejos y considera que "sobran todas esas figuras pues mi héroe se basta a sí mismo, él mismo es su sujeto y su atributo". Quiere representar al zar no como conquistador, sino como legislador, pues el escultor debe preguntarse ante todo cuáles de todas las acciones de su héroe son las más útiles para la felicidad de los hombres y pretende vestirlo con un traje intemporal: en una palabra, en un traje heroico. Únicamente admite dos símbolos, la roca escarpada y una serpiente aplastada por el caballo, es decir, las dificultades que el gobernante debe afrontar y la envidia impotente. Al fin la escultura fue inaugurada en 1782. Pocas veces creo que pueden darse contrastes más opuestos en una misma persona.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto