Escarnio de Cristo

Compartir

Datos principales

Fecha 
1441 h.
Material 
Escuela 
Dimensiones 
187 x 151 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Este fresco con el tema del Escarnio de Cristo es una de las pinturas de más potencia expresiva que el fraile artista figurara en las celdas del convento dominico de San Marcos. El foco composicional lo conforma la figura de Cristo que, sentado sobre un banco rojo, tiene los ojos vendados, sujeta la caña y la bola del mundo y de su cabeza ciñe la corona de espinas. Su aureola ya ejemplifica el estigma de la cruz. Recortado sobre un panel de fondo verde, aparecen manos, saludos y demás símbolos del escarnio que confieren a la pintura un carácter irreal y muy sintético. Su figura es de una corporeidad magnífica, determinada por la calidad de los pliegues de su túnica que, en su falda, pasan a estar tratados como si formaran parte del pedestal de mármol sobre el que se sitúa el banco de Jesús. Más abajo, la Virgen, sentada sobre una tarima de madera, desvía su mirada, expresando toda su desgracia. Mientras, en el lado opuesto, Santo Domingo se muestra pensativo hacia su lectura. Las figuras parecen estar incomunicadas, sin que ninguna de ellas entable relación alguna, cosa que potencia la intensa luz que ilumina toda la escena, y que parece confinar a las figuras. Pero también es la luz la que, desde la derecha, proyecta reverberaciones que introduce a los personajes en el mismo escenario. La obra se presta efectivamente para la reflexión sobre el escarnio, la desolación de la Virgen y el estudio de las santas escrituras. Fra Angelico conseguía de nuevo una escena de profunda significación para aquellos monjes que la contemplaran.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto