Ernest Hoschedé y su hija Marta

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1877
Material 
Estilo 
Dimensiones 
96 x 130 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

En el verano de 1877 Manet y su esposa pasaron unos meses en Montgeron, en casa de los Hoschedé, propietarios de una importante fortuna y mecenas de jóvenes artistas. Durante esa estancia surgió este retrato que quedaría inconcluso, protagonizado por Ernest - con su "canotier", acodado sobre la pequeña mesa donde vemos una copa de licor y la botella, mostrando su sonrisa - y la joven Marta, en un segundo plano, mirando con firmeza al espectador. Las dos figuras se sitúan al aire libre, interesado el pintor por realizar sus obras directamente del natural siguiendo la teoría impresionista, asimilada gracias a Monet y a Renoir. La factura es muy rápida, destacando los trazos oscuros que definen las figuras. En cuanto a las tonalidades empleadas, resulta admirable el abandono de los colores oscuros de su primera etapa - como en el Bebedor de absenta - para aclarar su paleta con verdes, malvas o rosas. El aire de inmediatez que consigue Manet con este trabajo es admirable.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto